Andrea Castromil de Fundación Naru: «Cada vez son más las empresas que se suman a este proyecto y dan oportunidades a los que lo necesitan»

¡Compártelo!

La Fundación Naru es un proyecto de reinserción social en igualdad de derechos que busca cambiar el mundo a través de lo que mejor saben: potenciar competencias personales y profesionales. Su objetivo final es lograr la inserción laboral tanto de jóvenes, como de personas que han sufrido una enfermedad, en concreto pacientes oncológicos, de sus familiares o sus cuidadoras. Hablamos en muchos casos, de parados por una obligación vital y moral, que cuando quieren recuperar su vida laboral no lo tienen sencillo.

Para conocer más el proyecto de cerca, nuestra compañera Leticia Río, habla con la impulsora de la organización, Andrea Castromil.

Leticia Río – ¿Por qué surge Fundación Naru?

Andrea Castromil – NARU es una institución sin ánimo de lucro que nace con el objetivo de fomentar el incremento de las competencias personales y profesionales, así como la inserción laboral, de personas con dificultades de acceso al mercado laboral.

Somos conscientes de que son muchos los colectivos que se encuentran en esta situación, por lo que nos centramos en algunos de ellos con diferentes acciones acorde a sus necesidades.

  • Jóvenes
  • Mayores de 45 (mujeres y hombres)

Pero un colectivo, que reúne casi todas estas condiciones y alguna más y que se encuentra desamparado por lo que ponemos especial atención son:

  • Todas aquellas personas que, por haber pasado por un proceso oncológico como paciente o cómo cuidador o familiar, han perdido su trabajo, lo han dejado y una vez finalizado ese proceso, necesitan volver a trabajar y generalmente, reconducir su vida laboral.
  • El enfoque de vuestro proyecto es claramente diferenciador y visibiliza una realidad de la que muchas veces no somos conscientes. ¿Cómo acogen la iniciativa este tipo de perfiles que han sido parados “por obligación” como una enfermedad o el cuidado de un familiar?

Solo en Galicia, hay más de 35.000 personas que no pueden trabajar por tener que cuidar a un hijo, un padre, una madre. El 96% son mujeres y el 40% son mayores de 45 años. Durante este último año, más de 6.000 mujeres han perdido o dejado su empleo por este mismo motivo.

Las mujeres, suelen ser las “cuidadoras por instinto” y tristemente, también suelen ser las que mayor dificultad tienen para mantener un empleo o acceder a la reinserción laboral. 

Esto, equivocadamente, lo hemos asumido como algo natural, por lo que la acogida entre los que se encuentran en esta situación es de agradecimiento absoluto, ya que encuentran un apoyo que no tenían hasta ahora.

L.R – ¿Qué se encuentra y que puede esperar una persona que llame a la puerta de Fundación Naru?

A.C – Lo primero que va a encontrar, es el tiempo necesario para exponer su caso, situación y meta. A partir de ahí, nos ponemos manos a la obra, poniendo a su disposición la formación necesaria y nuestra red de empresas, para poder lograr el fin, que no es otro más que encontrar un trabajo. Cada vez son más las empresas que se suman a este proyecto y dan oportunidades a los que lo necesitan.

L.R – Además, también ofrecéis oportunidades laborales con becas NARU para perfiles más jóvenes. Por si alguien que nos lee está interesado, tanto empresa como talento, ¿cómo funcionan?

A.C – Hemos creado un programa de Becas laborales, para facilitar a los jóvenes a optar a esa ansiada primera oportunidad.

El programa de Becas de la Fundación Naru es el medio para cumplir ese fin. 

Estos programas abren la puerta al mercado laboral a estudiantes universitarios, estudiantes de FP y a titulados universitarios. Paralelamente, esto es beneficioso para las empresas, ya que, entre otras ventajas, se nutren de mentes frescas recién tituladas, motivadas y con ganas de aprender que pueden aportar información novedosa y de gran beneficio para la empresa.

Tanto el futuro Becario como la empresa, deben contactar con nosotros, para así explicarles los pasos a seguir.

L.R – Me comentabas a lo largo de nuestra conversación que vuestro objetivo final es la autofinanciación, pero actualmente dependeis de las colaboraciones. ¿Qué necesidades tenéis y cómo pueden aportar tanto personas individuales como organizaciones?

A.C – Las necesidades prioritarias de la fundación son poder seguir funcionando por y para las personas. Toda la formación que impartimos es gratuita para los asistentes, pero es remunerada para los docentes que la imparten. 

En estos momentos, nuestro motor económico son las becas Naru, patrocinios, donaciones a título personal o empresarial y cómo no, una red de empresas que se ha sumado a este proyecto por el que vale mucho la pena seguir subiendo peldaños.

Todo aquel que quiera colaborar con NARU, es bienvenido. 

En este momento tenemos en marcha diferentes acciones en las que cada persona o entidad interesada puede elegir cómo, cuándo y en cuál de ellas colaborar.


¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.