Entrevistas

Jessica Bardanca: “En vez de invertir 15.000 euros en un máster los he invertido en una empresa”

¡Compártelo!

Menos mal que a pesar de los tiempos difíciles, el talento sigue en pie. Hoy, gracias a nuestra compañera Leticia Río, os traemos el ejemplo de Jessica Bardanca (A Coruña) quien tras su estancia profesional en México, se trajo bajo el brazo su siguiente reto profesional: MEXAS.  Esta nueva emprendedora del 2020 podemos decir que es una valiente como todos aquellos que tienen una idea y la persiguen a pesar de las circunstancias. Es de esos jóvenes que no se conforman, que tienen inquietudes y las dejan brotar allá por donde van. 

Jessica, graduada en Publicidad y RRPP, es especialista en Marketing y siempre tuvo en su cabeza alguna idea de emprendimiento aunque no sabía sobre qué concretamente, y cuando descubrió los huaraches y el éxito que tenían entre todos los que la visitaban en México y cuando ella misma los traía a España, lo tuvo claro: comercializar huaraches a Europa. 

L.R- Cuéntanos, cómo surge MEXAS y porqué. 

Por cuestiones de trabajo me fui a vivir a México. Allí es muy común caminar largas distancias para ir a trabajar, yo por ejemplo caminaba 40 minutos o iba en bici a la ofi. Entonces necesitaba un zapato cómodo, que fuese cerrado (porque allí hay bastante polvo en la calle) y que no fuesen zapatillas para poder ir a reuniones con un outfit más formal. En el mercado de artesanías, vi este tipo de zapatos y me compré un par, luego me enteré de que se llaman ‘huaraches’. Pasaron a convertirse en mis zapatos favoritos del día a día. Cada vez que venía una amiga de visita, se llevaba un par para ella y otro para regalar. En cada viaje a España, mis compañeras del trabajo me pedían que les llevase unos cuantos. 

Siempre hablaba con Borja de emprender, era muy común entre nosotros de hablar de ideas locas que teníamos y sabíamos que haríamos un buen equipo si montábamos algo juntos. Le conté lo de traer los huaraches a Europa y me dijo ‘ni se te ocurra hacer eso sin mí’. Empezamos a reunirnos una vez a la semana para evaluar la viabilidad del proyecto, Borja se vino a México 3 semanas y ahí fuimos a buscar talleres que los fabricasen. En cuestión de 5-6 meses ya teníamos el plan de negocio, los valores de la empresa super claros, el proyecto social y la colección lanzamiento. Y lo más importante, la ilusión por las nubes. 

L.R- Lanzasteis vuestra primera venta en pleno confinamiento, ¿cómo se vive eso?

Pues la verdad es que fue un mix entre divertido y caótico. 

El COVID nos hizo retrasar el lanzamiento porque las aduanas iban más lento de lo normal, el packaging tardaba en llegarnos y en general el ambiente era extraño como para salir a la venta. Primero empezamos a enviar a nuestros amigos en plan beta testers y eso fue ya durante el estado de alarma, y decidimos lanzar oficialmente la web el 9 de abril, y la verdad es que fue todo un éxito. 

Yo, de repente, me encontré con 600 pares metidos en mi casa y haciendo 10-15 paquetes diarios, el chico de Correos Express venía a mi casa y se llevaba los paquetes, los vecinos alucinaban. Para el Día de la Madre tuvimos que improvisar unas tarjetas hechas a mano con acuarela, porque las imprentas estaban cerradas entonces no podíamos hacerlas en formato digital. En fin, mil anécdotas que se quedan en el recuerdo, porque por suerte ahora tenemos todo el servicio de logística externalizado y es un gran tiempo que te ahorras y puedes dedicar a hacer crecer la empresa. 

L.R- Creo que todos, aunque muchos no nos atrevemos, siempre tenemos en la cabeza alguna idea que nos gustaría introducir en el mercado, ¿qué le dirías a todos los que piensan en emprender?

Que no están sol@s. En mi caso me apoyé en un gran amigo y ahora socio. Pero hay mil posibilidades (y muchas gratis) para convertir una idea en realidad. El SECOT por ejemplo es un programa de ex empresarios jubilados que te tutelan tu proyecto de forma altruista, te ayudan a montar el plan de negocio, el plan financiero en su tiempo libre. Google for startups es otro programa gratuito que te ayuda en las diferentes fases de tu proyecto. Cuando emprendes, estás en una montaña rusa continua, un día estás super feliz porque has vendido mucho y al día siguiente todo se pone en tu contra, por eso es importante tener a alguien a tu lado que te apoye cuando lo necesitas y viceversa. 

L.R- El miedo muchas veces es lo que nos frena para aventurarnos en nuevas experiencias, ¿qué dirías tú que es lo básico para superarlo?

Es normal tener miedo al principio porque estás invirtiendo tu dinero y estás, digamos que, exponiéndote al juicio de otros, familiares, amigos, etc. El típico miedo al fracaso y  miedo al qué dirán.

En mi caso lo que creo que me ha ayudado es pensar que todo es un aprendizaje, en vez de invertir 15.000 euros en un master pues los he invertido en una empresa, en la que voy a poner todo mi amor, todas mis ganas y energía para hacerla crecer. Y si sale mal, pues me llevo todas las lecciones que he ido aprendiendo por el camino, porque son mil. 

Lo segundo que he visto es que cuando realmente tú estás convencid@ de tu proyecto y proyectas esa sensación de ‘lo voy a petar’, la gente es lo que percibe y todo el feedback que recibes es super positivo, lo cual te inyecta todavía más energía para seguir adelante. 

Mi consejo para superarlo está relacionado con la pregunta anterior, no estás sol@, si tienes dudas, pregunta, si tienes miedo, apóyate en alguien con experiencia. Todos hemos empezado alguna vez y esto es un aprendizaje continuo. 

Borja y yo por ejemplo no tenemos ni idea del sector moda y menos de vender zapatos, y aquí estamos, facturando 60K en 6 meses. 

¿Quieres recibir nuestras publicaciones?


¡Suscríbete!

L.R – Cuéntanos alguna anecdotilla de esas que no van de puertas hacia fuera, pero de las que se aprende y son las que de verdad ayudan a seguir creciendo.

Como he mencionado antes, Borja y yo no somos expertos en moda, ni en el sector calzado y menos en importación. Así que tenemos mil anécdotas y mil errores de los que hemos aprendido. 

Un aprendizaje que nos llevamos es: Preguntar, preguntar y preguntar. Es importante no tener miedo a preguntar a otros, nos dejamos asesorar por tiendas, por distribuidores, por amigos de amigos, vamos que preguntamos a todo el mundo y pedimos mil favores. 

Esto por ejemplo nos ha ayudado en dos momentos importantes: 

1) Cuando lanzamos la colección, nosotros no sabíamos qué colores y trenzados escoger. Así que hicimos una encuesta a 300 personas y fueron ell@s prácticamente los que eligieron. Nuestra idea es seguir haciendo este tipo de encuestas antes de lanzar algo nuevo, para que el riesgo sea menor. 

2) Otro ejemplo es que nosotros pensamos este proyecto enfocado en venta 100% online, y en pocos meses nos dimos cuenta de que necesitamos presencia física. Cada pie es diferente y hay mucha gente que todavía es reacia a comprar calzado online (y eso que tenemos cambios de talla gratis). 

L.R- Algo que teníais claro Borja y tú cuando empezabais a matizar la idea de MEXAS era que tuviera detrás un proyecto social, ¿por qué?

Los dos veníamos de trabajar en una empresa cuyos valores no eran muy éticos y teníamos claro que queríamos evitar eso a toda costa. Realmente queríamos tener un proyecto con impacto positivo, no solo el proyecto social si no también ayudar a preservar estas tradiciones, como es elaborar zapatos a mano, que se están perdiendo. Queremos que en Europa se sepa que hay un pueblo en México en donde se fabrican estos zapatos con tanta historia, que se conozcan a las personas que hay detrás y si de paso, podemos empoderar a las mujeres y adolescentes indígenas de la zona, pues mejor que mejor. Por ello donamos parte del beneficio de MEXAS a una ONG. 


¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.