Laura García: “Pensé quedarme solo un año, pero en cuanto puse un pie en Perth, supe que era mi hogar”

Laura Garcia llegó a Perth (Australia) desde Galicia hace más de 9 años. Desde su llegada ha pasado por varias empresas asumiendo diferentes roles que le han permitido desarrollarse como profesional y como persona gracias a las oportunidades que ese país ofrece. Hoy es emprendedora en su propio proyecto que compagina con su puesto como Careers Advisor en Kaplan Business School. Conoce un poco más a Laura y su experiencia en Australia de la mano de nuestro compañero Ángel Fraga.

Ángel Fraga – De Galicia a Australia hace ya casi 10 años. ¿Qué es lo que más echas de menos de Galicia? Además de familia y amigos, obviamente.

Laura Garcia – Además de familia y amigos, sin duda echo mucho de menos la comida. Extraño el buen marisco, las fiestas locales, el idioma, los cascos antiguos llenos de historia, el terraceo, los atardeceres a las 9pm en verano y también las cosas más simples como las persianas. 

AF – Te fuiste dando un cambio a tu vida profesional. ¿Cómo fue tomar esta decisión? Cuéntanos sobre el proceso de empezar a valorar este cambio a verte ahi en Australia

LG –  Estaba en un trabajo que estaba afectando mi salud física y mental. En ese momento, era una persona diferente y no contaba con las herramientas ni la autoestima que tengo ahora. Siempre había soñado con visitar Australia, pero no tenía planes de vivir tan lejos ni por tanto tiempo.

Una buena amiga de toda la vida me dijo que necesitaba un cambio y me habló sobre AIESEC. Eso lo cambió todo. Apliqué casi por casualidad, cuando vi una oferta de trabajo en marketing que requería inglés, italiano y español, pensé, ¿por qué no? El resto es historia. Al principio, no creía que me fueran a seleccionar porque había candidatos de todo el mundo, así que no me tomé muy en serio el proceso de selección. El proceso duró meses. No fue hasta que vi mi visado aprobado que me lo creí. Tengo mucha suerte con mi familia porque no solo me apoyaban, sino que sabían que me iban a dar el puesto desde el momento en que se lo comenté. Prefieren verme feliz, aunque eso signifique estar a 18,000 km de distancia de ellos. Venía de una situación difícil en España, donde me sentía muy mal conmigo misma. Llegar a Australia fue como un chute de energía, exactamente lo que necesitaba. Este país me ha dado todo lo necesario para sanar, conocerme mejor y aprender a quererme.

Inicialmente, pensé quedarme solo un año, pero en cuanto puse un pie en Perth, supe que era mi hogar. Fue una conexión muy fuerte y he pasado los últimos nueve años en esta ciudad, que aunque no es tan conocida, es muy cómoda y ofrece muchas actividades al aire libre y oportunidades laborales. 

AF – ¿Qué ha sido lo mejor y que ha sido lo más difícil de estos 10 años ahí?

LG – Lo mejor de estos 10 años ha sido vivir en un país increíble en todos los sentidos. Los paisajes son espectaculares y la calidad de vida es excelente. En Australia, todo parece posible. Cualquier trabajo está bien remunerado, lo que permite llevar una vida cómoda. He tenido la oportunidad de cambiar de profesión varias veces, pasando de logística internacional y exportación a reclutamiento y asesoría profesional, pasando por marketing, ventas, jefa de oficina, etc.. Australia ofrece la posibilidad de cambiar, crecer y moverse entre sectores complementarios, lo cual ha sido muy enriquecedor profesionalmente.

Sin embargo, lo mejor de todo ha sido la gente. Siempre soñé con tener amigos de todo el mundo y compartir conversaciones sobre las tradiciones de cada país, incluso sobre cómo hacen los animales en cada lugar. La diversidad cultural y la calidez de las personas aquí son inigualables. Pero, paradójicamente, esto también es lo más difícil.

Lo más difícil es lo complicado que es quedarse. Vivir aquí implica una lucha y una preocupación constante por el visado. Las normas cambian constantemente, el proceso es caro y largo, y es una preocupación adicional que se suma a tus otros compartimentos de vida (salud, trabajo, dinero, amor + visado). Si no lo vives tú, ves cómo lo viven tus amigos, y eso significa ver a muchas personas irse del país. El primer año fue especialmente duro por esto. Creas un lazo muy especial con la gente porque estás lejos de casa, y tus amigos se convierten en una segunda familia. Nadie te avisa de lo duro que es despedirte de personas sin saber cuándo las volverás a ver.

Otra dificultad es estar lejos cuando hay problemas en casa, en Galicia. No poder estar ahí para apoyar es duro. Durante la pandemia, fue especialmente difícil preocuparse por lo que pasaba aquí y allá. Trabajaba en una agencia de educación y vi cómo personas que habían pagado por su visado y curso de repente se quedaron sin trabajo y tuvieron que estudiar online en un país nuevo. A eso se sumaba la preocupación por la salud de mi familia, sin saber si realmente me decían la verdad para no preocuparme y sin poder salir del país porque Australia cerró puertas. 

“Siento que lo que hago es casi una responsabilidad civil, ya que conozco el paso a paso que funciona y veo que muchos internacionales se olvidan de su valor profesional cuando llegan a Australia”

Laura garcía

AF – Durante este tiempo has ayudado a muchas personas a ir y empezar su vida en Australia. ¿Qué consejos le darías si alguno de nuestros lectores quiere emprender ese viaje?

LG – Mi primer consejo es que se informen bien y consideren diferentes opciones. A veces, la gente deja pasar mejores oportunidades por recibir malos consejos, lo que a largo plazo resulta en una pérdida de tiempo y dinero. El proceso migratorio es cíclico y actualmente estamos en un momento en el que las cosas se han vuelto más difíciles. Hay más obstáculos incluso para aplicar a una simple visa de estudiante, y la disponibilidad de alojamiento es escasa.

Es fundamental venir con ahorros suficientes y con un nivel de inglés intermedio. Afortunadamente, cuando traes euros, se convierten en más dólares australianos, lo que puede ser una ventaja económica. Además, es vital tener una consulta con un agente migratorio lo antes posible. Ellos pueden ayudarte a entender todas tus opciones reales y asegurarte de que tienes un plan B, C y todas las letras del alfabeto posibles en caso de que algo cambie.

Otro consejo es no relacionarse solo con personas de habla hispana. Esto te permitirá sacar más provecho de tu estancia y aprender inglés más rápidamente. Di que sí a todas las oportunidades que se presenten y luego piensa en cómo llevarlas a cabo. No dudes de tu profesionalismo; si eres un profesional en España, también lo serás aquí. La gente en Australia es muy amigable y dispuesta a ayudar.

Finalmente, ven preparado para disfrutar. El tiempo vuela y pasan muchas cosas en poco tiempo. Aprovecha cada momento y vive la experiencia al máximo.

En resumen, prepárate bien, sé flexible y abierto a nuevas experiencias, y no te subestimes. Australia ofrece muchas oportunidades, pero es crucial estar bien informado y dispuesto a adaptarse.

AF – Ahora has emprendido con tu propio proyecto. ¿Cómo de fácil es emprender en Australia? ¿Cómo te está yendo?

LG –  Emprender en Australia es sorprendentemente fácil y totalmente gratis. Solo necesitas una visa que te permita trabajar y un ABN, que se solicita en solo dos minutos y sin coste alguno. Emprender en España nunca había sido una opción para mí, pero aquí todo es posible, y eso es lo mejor de vivir en Australia. Además, el hecho de que mi emprendimiento sea completamente online lo hace aún más sencillo.

En 2021, hice un curso de Coaching y me di cuenta de que mi propósito en la vida es ayudar a otros a superar el síndrome del impostor y a creer en sí mismos. Después todo me llevo a especializarme para ayudar con la carrera profesional porque apliqué lo que había experimentado yo y es algo que ya venía haciendo con estudiantes y amigos. Desde entonces, me ha ido muy bien. He tenido la suerte de encontrar algo que me apasiona y que no se siente como un trabajo en absoluto.

Compagino mi negocio de Career Coaching con mi trabajo como asesora de carrera profesional en una universidad para estudiantes internacionales. Llevo 9 años ayudando a personas con sus visas, seleccionando cursos y universidades. Siento que lo que hago es casi una responsabilidad civil, ya que conozco el paso a paso que funciona y veo que muchos internacionales se olvidan de su valor profesional cuando llegan a Australia o no saben por dónde empezar y para donde tirar. 

Emprender aquí está siendo una experiencia muy gratificante y me ha permitido combinar mis pasiones y habilidades para ayudar a otros a alcanzar su máximo potencial.

AF – Supongo que la morriña será fuerte, espero verte pronto por Galicia!

LG – Sí, la morriña es muy fuerte, especialmente cuando llueve. Estoy muy orgullosa de ser gallega y ahora que mi situación de visa está regularizada y estoy a la espera de mi pasaporte australiano, espero poder hacer visitas más frecuentes a Galicia. Me encantaría poder disfrutar más tiempo con mi familia y amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.