A corto plazo queremos posicionarnos como un espacio de ocio y aprendizaje de referencia en Galicia

¡Compártelo!

Hablamos con David Sánchez, fundador de Pencil & Fork y que busca crear un espacio de aprendizaje e intercambio de experiencias en un entorno diferente. Conocemos como ha surgido la idea, la experiencia previa que cimienta este proyecto y algunas curiosidades más en esta entrevista que le realiza nuestro compañero Ángel Fraga.

Angel Fraga – ¿Quién es David Sánchez? Cuéntanos más sobre tu historia, que te llevó a iniciar el proyecto de Pencil & Fork y a traerlo a Galicia. 

David Sánchez – Pues David Sánchez es un químico castellano, ciudadano del mundo, que ha podido hacer realidad su sueño en el medio siglo de mi existencia, gracias al apoyo incondicional de mis padres en todas mis aventuras. Casado con una gallega, y ahí te respondo a tu segunda pregunta, las posibilidades de negociación para aterrizar en otra parte de España eran nulas. No hubo negociación.  

El proyecto de Pencil & Fork se fraguó en Londres en el año 2012. Primero con el nombre de Cooking Your Spanish “aprende español haciendo tapas” y a lo largo de los años se convirtió en Pencil & Fork “the learning academy through food”. Conseguimos que bajo el ambiente de una cocina, y utilizando la comida como vehículo de enseñanza, se pudieran impartir cursos y talleres de todo tipo, hacer presentaciones de productos y servicios, organizar eventos de networking e incluso terapias. 

AF – De Londres a Galicia. Todo empezó con la prueba de “Cooking your Spanish” en Londres. ¿Cómo ha evolucionado el proyecto?¿Qué has aprendido desde su inicio y que mejoras has introducido al iniciar en A Coruña?

DS. La semilla de Cooking Your Spanish se desarrolló gracias a que el ayuntamiento de Londres nos permitió probar nuestra idea en un espacio pop-up (espacio comercial de uso compartido).  En Pencil & Fork también queremos aportar nuestro granito de arena y ofrecemos  nuestro espacio como un escenario donde podamos descubrir el talento gallego. Ya sea en talleres, cursos, eventos o presentaciones de servicios y productos.  Queremos ser también un pop up  donde la gente pueda probar sus ideas creativas y que quizá puedan transformarse en un negocio algún día.. 

AF – Trasladar un proyecto de Londres a A Coruña supone un reto al tratarse de mercados diferentes, hábitos  de consumo, costes, tipo de público, etc. ¿Qué retos te has encontrado? ¿Cómo ha sido la acogida por parte del público en general? ¿Y por parte de empresas y otras entidades que puedan utilizarlo para eventos?

DS – Efectivamente, aunque el producto venía rodado de Reino Unido, me ha tocado empezar de cero en una parte clave para el negocio que es el conocer al  cliente. Llevo dieciocho años fuera de España, primero en Chicago y luego en Londres. La cultura Anglo es muy diferente a nuestra cultura y es lo que estoy aprendiendo, a reencontrarme otra vez con mi país en una región que no tiene nada que ver tampoco con la región donde nací y crecí, Ávila y Salamanca.

Tengo que decir que la acogida ha sido extraordinaria, tanto por el público en general como por profesionales interesados en usar el espacio para realizar actividades. Uno de los retos es dar a conocer el concepto del espacio ya que hay todavía muchas personas no saben muy bien lo que ofrecemos. En lo referente a empresas hasta ahora han utilizado el espacio para cenas, comidas, actividades de team building, presentación de productos, reuniones y networking.

También disponemos de una cafetería tapas bar con repostería y cocina propia que nos permite interaccionar con la gente que pasa y explicarle lo que hacemos. 

AF – En vuestra oferta de actividades hay gran variedad de opciones, muy diferentes entre ellas pero siempre con un punto en común, la cocina. ¿Por qué la cocina como ubicación? ¿Qué ventajas tiene para las personas que organizan las actividades y para aquellas que participan en ellas?

DS – La cocina es la parte del local a la que hemos dado mayor protagonismo. Nuestros talleres siempre involucran de una u otra manera a la cocina y a los alimentos. Pensamos que una cocina es el mejor escenario para aprender cualquier cosa. Las personas se sienten en un ambiente familiar, con predisposición a participar y ahí está el impacto del aprendizaje. Esa buena atmósfera que se respira desde el minuto uno hace que tanto los organizadores como los participantes disfruten de la experiencia y se creen verdaderas sinergias entre ellos.

AF – Por último, ¿qué retos tenéis para este 2022?

DS – Este año el reto está en conocer cómo evoluciona el negocio a lo largo de los meses, ver si hay estacionalidad y tener una oferta atractiva todos los meses. También estamos preparando nuestras máquinas para alcanzar al público nacional y extranjero que visita Galicia ya sean cruceristas o viajeros por tierra o aire.
A corto  plazo queremos posicionarnos como un espacio de ocio y aprendizaje de referencia en Galicia y poder ser una plataforma de lanzamiento de talento gallego. 

Nuestro eslogan en Londres era Learn, Eat, Enjoy y aquí lo hemos refundido en Enjoy Life!


¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.