Pere Antentas, Rede Aberta: «Nuestro plan es desplegar red para dar servicio a 400.000 hogares y con una inversión de 121 millones de euros»

¡Compártelo!

En Rede Aberta se definen como un puente entre el rural y el futuro con una misión clara: desplegar una red ultrarrápida de fibra óptica para impulsar la digitalización en el rural gallego. No se ponen límites y para 2024 se plantean llegar con fibra óptica a más de 400.000 viviendas del rural, partiendo desde la Costa da Morte hasta la Ribeira Sacra.

Hemos querido conocer más sobre Rede Aberta de mano de su director general, Pere Antentas.

Rede Aberta entrevista Pere Antentas
Pere Antentas, Director de Rede Aberta
Lucía González ¿Cómo un emprendedor de Vic termina dirigiendo una empresa en Galicia? ¡Cuéntanos tu historia, Pere!

Pere Antentas – El proyecto de Rede Aberta tiene para mí una parte de desafío personal. He desarrollado mi carrera en diferentes empresas en Cataluña en sectores de la energía, como Gas Natural Fenosa (actualmente, Naturgy) y otras empresas de telecomunicaciones, proveedoras de fibra óptica en entornos rurales. 

Para mí, Galicia supone un reto porque es la comunidad con mayor dispersión de población y porque la fibra óptica, en la actualidad, es una infraestructura esencial para impulsar el desarrollo de la economía de estas localidades y también para frenar el despoblamiento. La sociedad se constituyó una semana antes del estado de alarma, en 2020, por lo que tuvimos que arrancar durante la pandemia. Somos muy optimistas con nuestros planes de crecimiento, en 2024 esperamos ofrecer fibra óptica de alta capacidad a más de 400.000 hogares.

L.G – Rede Aberta se presenta como un puente entre el rural y el futuro, ¿cuál es vuestro propósito? ¿Cómo os organizáis?

P.A – Nuestro propósito es garantizar los derechos digitales de los ciudadanos, sin importar donde vivan. Que los gallegos desde a Costa da Morte hasta a Ribeira Sacra tengan la misma conexión a internet que los que viven en el Paseo de la Castellana o cualquier calle de A Coruña o Vigo. Y al mismo precio. Y es posible hacerlo. 

Si hay una conexión eléctrica o de teléfono fijo, Rede Aberta tiene capacidad para poner a la puerta de los ciudadanos fibra de alta capacidad y sin necesidad de hacer nuevas zanjas o nuevos postes para hacer el tendido. En las próximas semanas, en la Costa da Morte, empezaremos a ofrecer servicios de fibra de hasta 10 Gigabites. Utilizamos infraestructuras ya existentes, lo que nos permite llegar hasta el último rincón de Galicia donde haya viviendas o empresas y con costes que se pueden asumir. 

Rede Aberta no presta servicio directo al usuario, sino que pone la fibra a disposición de los operadores, como pueden ser las grandes (Telefónica, Orange, Vodafone…) o pequeñas empresas locales que también prestan este servicio a los vecinos, y les permite crecer. Este tipo de iniciativas nos gustan mucho porque son los mejores agentes digitalizadores en las localidades pequeñas. Son profesionales que conocen las singularidades de cada lugar, a los vecinos y pueden tener una relación directa con ellos. Los usuarios no tienen que dirigirse a su proveedor a través de una operadora situada en lugares remotos, sino que pueden hablar directamente con la empresa que le presta el servicio. 

Nuestro propósito es garantizar los derechos digitales de los ciudadanos, sin importar donde vivan. Que los gallegos desde a Costa da Morte hasta a Ribeira Sacra tengan la misma conexión a internet que los que viven en el Paseo de la Castellana o cualquier calle de A Coruña o Vigo. Y al mismo precio. Y es posible hacerlo. 

PERE ANTENTAS
L.G – ¿Por qué tantas empresas de telecomunicaciones han dejado el rural al margen de sus planes estratégicos en todo este tiempo?

P.A – Las grandes empresas han concentrado sus esfuerzos en los entornos urbanos, porque les ha permitido prestar cobertura a un mayor número de ciudadanos y empresas. Aunque el objetivo del Plan España Digital 2025 es que el 100% de la población tenga conexión a más de 100 megas, en Galicia sólo el 5% de los núcleos de población tiene acceso a fibra óptica a más de 100 Mb, pero significan el 58% de toda la población. Sin embargo, en el 84% de los núcleos de población, en los que viven el 21% de los habitantes de la comunidad gallega, no tiene acceso a una conexión de 100 Mb.

Este mapa de la distribución de la red de fibra óptica nos revela una concentración de la conectividad de alta capacidad en las principales áreas urbanas, pero deja a la mayor parte del territorio y al 21% de los gallegos en zonas oscuras, lo que supone una marginación de sus habitantes y el freno a su posible desarrollo económico. 

Con estas inversiones se garantiza el desarrollo económico y de igualdad de derechos de todos los ciudadanos, sin importar el lugar en el que residen. La brecha digital también afecta a cuestiones como el acceso al ocio o la cultura.

L.G – La fibra óptica, ¿es compatible con el respecto del Medio Ambiente? 

P.A – El despliegue de la fibra óptica en el ámbito rural constituye una de las palancas para garantizar el cumplimiento de los ODS de la Agenda 2030, porque contribuye a fijar población en el medio rural e impulsar la creación de empresas. De este modo, se genera riqueza en las comunidades rurales y se fomenta la creación de nuevos empleos, además de permitir que sean más competitivas al poder disfrutar de todas las ventajas de la digitalización. 

La propuesta de Rede Aberta, junto con el acceso a fibra óptica de alta capacidad a 10 Gb, prevé ofrecer también servicios de Edge Computing que consiste en proveer de bases de datos más próximas y accesibles a las empresas, sobre todo, a las pymes. El objetivo es que las empresas tengan sus datos próximos, sin necesidad de estar en los macrocentros de datos, que requieren de elevadas cantidades de energía para su funcionamiento. 

Además, el sistema de desarrollo de Rede Aberta supone la minimización de las infraestructuras nuevas, canalizaciones o la necesidad de abrir zanjas o instalar nuevos postes de para los tendidos de la red, ya que se utilizan los ya existentes. 

Rede Aberta entrevista
L.G – ¿Cuál es el presente y futuro de Rede Aberta? ¿Vuestros planes de futuro van más allá de Galicia?

P.A – Nuestro plan es desplegar red con capacidad para dar servicio a 400.000 hogares hasta 2025 y con una inversión prevista de 121 millones de euros. En la actualidad ya llegamos a 50.000 hogares y estamos presentes en 37 municipios. En nueve de ellos, ofrecemos acceso a red de fibra de más 100 Mb al 100% de la población. El objetivo es alcanzar a finales de 2022 los 150.000 hogares con una inversión de 30 millones de euros.

Finalizada la primera fase, queremos prestar nuevos servicios que van a surgir como el del Edge Computing. Las telecomunicaciones son presente y, sobre todo, futuro. El proyecto de Rede Aberta siempre estará en constante evolución. Un buen ejemplo es el metaverso que va a necesitar altas prestaciones de conectividad. Los estudios recientes indican que el 70% de los directivos mundiales consideran que el metaverso tendrá un impacto “positivo” y “transformador” en sus respectivas empresas. Por tanto, se trata de evitar que las empresas y ciudadanos asentados en zonas rurales no lleguen tarde a la nueva revolución digital.

Queremos prestar nuevos servicios que van a surgir como el del Edge Computing. Las telecomunicaciones son presente y, sobre todo, futuro.

pere antentas

¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.