Samuel, de Comodoro Pedales, «Ahora trabajo más horas y cobro menos, pero soy feliz»

¡Compártelo!

Detrás de Comodoro Pedales se encuentra Samuel y Laura. Son dos emprendedores coruñeses que decidieron en plena pandemia volverse de Barcelona y dedicarse a lo que más les gusta, montar y diseñar pedales artesanos en su taller.

Con Samuel hablamos sobre el camino del emprendimiento y de cómo se puede vender pedales desde Galicia a cualquier parte del mundo.

entrevista comodoro pedales samuel méndez
Samuel en su taller en A Coruña
Lucía González – ¿Por qué Comodoro?

Samuel Méndez – Comodoro surge por la necesidad de tener mi propio equipo, explorar sonidos y la satisfacción de hacer las cosas tú mismo.

L.G – ¿Cómo fue ese día en el que dices, me quiero dedicar a montar pedales al 100 % y dejar mi trabajo?

S.M – Llevaba más de 15 años trabajando en hostelería y nunca me gustó demasiado. Desde mi punto de vista es un sector muy duro, es difícil encontrar un trabajo en el que respeten los derechos de los trabajadores, así que siempre tuve en mente la posibilidad de ganarme la vida haciendo otra cosa.

En cuanto empecé a montar mis propios pedales se fue gestando la idea y cuando conocí a Laura se profesionalizó poco a poco.

Ahora trabajo más horas y cobro menos, pero soy feliz.

LG – Muchos de nuestros lectores se preguntarán, ¿para qué sirve un pedal? ¿Cuánto tiempo lleva montar un pedal profesional?

S.M – Un pedal se conecta entre un instrumento músical y su amplificador y sirve para modificar el sonido. Un pedal profesional se puede montar en unas pocas horas.

Actualmente estamos impartiendo unos talleres en los que enseñamos a montar un pedal desde cero. Incluye un Kit con todos los componentes necesarios para construir un pedal de delay (eco). El tiempo de montaje es de 3 a 4 horas y no es necesaria experiencia.

[Si estáis interesados podéis contactar con ellos a través de Instagram o en el correo comodoropedales@gmail.com>.

L.G – ¿Quién compra un pedal de Comodoro Audio? ¿Está solo orientado a bandas profesionales o también es útil para aficionados?

S.M – Comodoro Audio es para todos los públicos, creo que los precios de nuestros pedales son asequibles para los aficionados y con calidad profesional.

L.G – ¿Cómo es el proceso creativo de diseñar un pedal 100 % artesano?

S.M – Normalmente surge una idea para cubrir una necesidad, entonces comienzan las pruebas.

Primero se monta el circuito en una placa de prototipos, es una placa en la que se pueden pinchar los componentes electrónicos para formar el circuito sin la necesidad de soldar.

Una vez que tenemos un circuito que nos gusta transcribimos el esquema electrónico al ordenador, con la ayuda de un programa informático diseñamos la placa o PCB y creamos unos archivos que se envían a un fabricante de PCBs.

Para el diseño estético nos inspiramos en el sonido o las funciones del pedal, intentamos que sea atractivo, funcional, intuitivo y sobre todo que nos guste a nosotros.

entrevista comodoro pedales samuel méndez
Samuel trabajando en su taller
L.G –  ¿Es el cliente quién os pasa el diseño principalmente o son más de dejarse aconsejar?

S.M – Hay de todo, clientes que lo tienen clarísimo y buscan un sonido concreto, incluso un acabado y diseño estético muy definido.

Clientes que sólo les interesa el sonido, quieren un circuito que les haga sonar igual que ese sonido que tienen en la cabeza y les da completamente igual la parte estética del pedal.

Y también hay clientes que buscan algo nuevo, que les pueda inspirar o sorprender, entonces intercambiamos ideas y vamos creando juntos el producto final.


¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.