Entrevistas

Azafata Hipóxica: “Este momento me ha servido para dedicarme a mi proyecto online y potenciar mi marca personal”

¡Compártelo!

Con la pandemia, todas nuestras vidas se han visto afectadas en mayor o menor medida. Pero de nosotros depende buscar la manera de sacarle el mayor partido al 2020. Teniendo en cuenta que no, que el 2020 no es de ensueño por toda la situación COVID, sí puede ser un año que marque esa diferencia por lo que acarrea esa parada masiva, sobre todo en nuestras vidas sociales.

Hablar con Andrea Enríquez (Santiago de Compostela, 1991), o como muchos la conocen, azafata hipóxica, es todo energía positiva en este año al que ya solo le quedan unas semanas. Ella, como muchos, ha visto muy afectado su ámbito laboral por la crisis sanitaria mundial, pero eso no ha evitado que su cuenta de instagram siga creciendo y cada día sean más los que se interesen por sus contenidos. 

Tras graduarse en Publicidad y RRPP, y especializarse en MK Digital, haciendo unas prácticas en Barcelona decidió que quería ser independiente económicamente, y eso fue lo que la llevó a ser TCP, algo que pensaba que sería temporal y a día de hoy no tiene pensado dejar. Si queréis saber más, no os perdáis su canal de Youtube, después de disfrutar de esta entrevista que le hace nuestra compañera Leticia Río.

entrevista azafata hipoxica

Leticia Río – Empecemos por el principio, ¿cómo surge “azafata hipóxica “ y el por qué del nombre?

Azafata Hipóxica – La idea surge al darme cuenta de que el trabajo de tripulante de cabina suscitaba mucho interés en mi círculo por lo desconocido e idealizado del sector. Cuando me presentaban a alguien que todavía no conocía y no sabía a qué me dedicaba, en cuanto mencionaba mi profesión comenzaba el particular «tercer grado» por la curiosidad que despertaba, como veía que lo que les contaba verdaderamente les interesaba y tenía mucho de lo que hablar, empecé a plantearme la opción de abrir un canal de YouTube.

Tuvo también mucho que ver que en 2015, cuando yo empecé a interesarme por esta profesión, la información que encontraba en internet y redes sociales se centraba sobre todo en el aspecto más glamouroso y llamativo de la profesión; los viajes, las vacaciones de ensueño, hoteles maravillosos… algo que sí que existe en este trabajo, pero que contrasta con los cambios de horario, muchas horas de pie, largos turnos de trabajo, varices, juanetes…

L.R- En dos años has logrado crear una comunidad de más de 40K en Instagram, y también posicionarte en otras redes sociales, ¿qué podrías decirle a todos aquellos que tienen un proyecto en mente, pero no saben cómo encaminarlo? 

A.H- Lo que yo veo más importante es crear contenido de calidad y ser constante, ambos en el mismo lugar de importancia. También me parece fundamental una buen diseño y una estética cuidada, y estar en contacto continuo con los seguidores.

Como contenido de calidad me refiero a contenido original que aporte información valiosa a tu audiencia, ya sea por los datos que arrojas, porque empatizan contigo por una situación que explicas, porque les sacas una sonrisa o porque les descubres un destino de vacaciones que nunca se habían planteado…

Instagram en concreto es una red social visual, así que para mí también es algo a tener muy en cuenta el diseño. Un feed visualmente atractivo, unas portadas de destacados cuidadas y una estética homogénea son aspectos que harán que alguien que te descubra por casualidad te empiece a seguir porque le ha enganchado esa primera impresión.

Por supuesto es fundamental mantener la esencia de uno mismo creando contenido propio y publicando cada día. Cuanto más publicas, más contenido quiere tu audiencia. También hay que invertir mucho tiempo en responder a los seguidores, leer mensajes, solventar dudas e interactuar con ellos en general.

L.R- Como decíamos, actualmente tu trabajo se ha visto bastante afectado por el COVID porque los vuelos se han reducido significativamente, ¿cómo has reenfocado tu carrera profesional? 

A.H- La pandemia ocasionada por el coronavirus ha sido un mazazo para todos los sectores, pero en especial para el turismo. He intentado aprovechar el tiempo en casa creando mucho contenido para las redes de Azafata hipóxica y darle un impulso al canal de YouTube y a mi cuenta en Instagram. Antes de esta situación de parón casi total publicaba a diario en Instagram, pero no podía ser tan participativa porque me pasaba muchas horas en el avión, así que he puesto todo mi empeño estos meses en seguir creando contenido y aportando valor a la comunidad que orbita alrededor de Azafata hipóxica. En este aspecto me ha venido bien el tener disponibilidad total para dedicárselo a mi proyecto online, hacer crecer mi estrategia de contenidos y potenciar mi marca personal.

¿Quieres recibir nuestras publicaciones?

L.R- En tu web también es posible conocerte más, además de compartir uno de tus mayores hobbies: leer. ¿Qué libro le recomendarías a nuestra comunidad para leer en un viaje? 

A.H- Desde que tengo uso de razón leo por afición, ¡y recomendar un solo libro lo veo una misión imposible! Algún título me ha calado más hondo como por ejemplo «Dime quien soy» de Julia Navarro o «Patria» de Fernando Aramburu, ahora tan en boga por la serie que estrenó hace un mes HBO. Otros los he disfrutado mucho por ser el regalo de una amiga, que siempre me regala títulos que me hacen viajar en su lectura, como «El secreto de la contadora de historias» de Sejal Badani, y otros como «Reina Roja» y «Loba Negra» de Juan Gómez Jurado me han tenido en vilo devorando sus páginas hasta bien entrada la noche.

L.R- Tus redes sociales se alimentan de muchas situaciones de la vida de un TCP en memes, ¿alguna anécdota que puedas contarnos de estos dos años en este mundo digital? 

A.H- El sentimiento al que apelo en todas mis publicaciones es el humor, ya que prefiero ver la vida desde esta perspectiva y tomarme las cosas con un cariz optimista y divertido. Esto a veces, por no entender el contexto, se puede malinterpretar y cuando hay que explicar un chiste carece de sentido… A mí me gusta escribir copys ingeniosos y jugar mucho con las palabras, y a pesar de que en un gran número de países hablamos español, no siempre las frases que publico tienen el mismo significado para todo el mundo. Así que alguna publicación que pensé que iba a ser exitosa después no lo ha sido por no tener en cuenta estas diferencias.

azafata hipoxica air-canada

También hice -y hago- alguna que otra alusión a aquellos que, una vez que aterriza el avión, aplauden como si no hubiera un mañana. Esta es una costumbre bastante arraigada en Latinoamérica pero que en Europa no está muy extendida, es la manera que tienen los pasajeros de agradecer a la tripulación el haber llegado sanos y salvos a destino.

A pesar de hacer bastantes bromas con el tema de aplaudir, el post que publiqué el 3 de febrero de 2020 sigue siendo el que más likes tiene de todos mi Instagram.

En él animaba a aplaudir por el aterrizaje de emergencia con final feliz del vuelo AC837 de Air Canada que hacía la ruta Madrid-Toronto y tuvo que aterrizar de nuevo en Barajas al reventarle una rueda del tren de aterrizaje en el despegue. Vaya ironía, ¿no?


¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.